Publicado: 10 de Noviembre de 2016

Que el aspecto de nuestro rostro tiene un valor esencial en la imagen que proyectamos hacia el exterior es algo indudable. Ya lo refleja el dicho popular en forma de refrán: «la cara es el espejo del alma». Indudablemente, dentro del ámbito de la Medicina Estética en la que trabajo, el tratamiento y cuidado facial ocupa una buena parte de nuestra dedicación. Pero con el paso del tiempo, los signos de la edad no solo se muestran en la cara. Es relativamente común ver a personas con una faz muy cuidada que contrasta con el aspecto de su cuello, con el de su escote y, particularmente, con el de sus manos. El concepto estético moderno tiene una de sus bases más sólidas en el principio de la armonía. La belleza es un conjunto, un todo de detalles en consonancia. Partiendo de esa premisa integradora de la estética, voy a dedicar las próximas líneas a explorar en los tratamientos idóneos para que las manos, escote y cuello puedan lucir a la altura de nuestra cara.
En el Centro Dermatológico Estético el embellecimiento y rejuvenecimiento de estas partes tan visibles de nuestra fisonomía está concebido como un trabajo coral en el que intervendrán varias unidades.

Paso 1. Eliminar manchas. Desde la Unidad de Láser de Pigmentos, dirigida por la Dra. Asunción Martínez trataremos los léntigos solares y léntigos seniles (comúnmente manchas) con láser médico, Q-Switched. Esta plataforma médica láser nos permitirá que, pasados unos días, las manos, cuello y escote terminen luciendo un tono mucho más uniforme. Las manchas que envejecían la zona quedarán mitigadas o desaparecerán. Gracias a la estimulación del colágeno y la elastina la piel de la zona recuperará un aspecto y una tersura más juvenil. Es normal que en los primeros días tras el tratamiento las manchas intensifiquen su color, en todo caso, esto es parte del proceso de recuperación cutáneo y, con el tiempo los resultados serán los que describo en las líneas anteriores. Explico esto, porque como en la mayoría de los tratamientos estéticos, es conveniente una planificación para llegar al momento deseado en las mejores condiciones.

Paso 2. Dar volumen a las manos. En la siguiente sesión de tratamiento, desde la Unidad de Medicina Estética, realizaremos un relleno con ácido hialurónico (AH) en las manos del paciente. El objetivo es recuperar el aspecto y tono de las manos. Con el paso de los años estas extremidades van perdiendo volumen (grasa principalmente). Unas manos muy envejecidas ofrecen un aspecto enjuto y huesudo. Es un procedimiento no demasiado molesto que se realiza con microcánulas para evitar hematomas. Los resultados se observarán de forma inmediata.
Después de varios días, dos semanas aproximadamente, las manos irán luciendo una presencia mucho más saneado e hidratada. El ácido hialurónico, además de ser un material de relleno que apenas tiene efectos secundarios, tiene un sobresaliente efecto hidratante que ser ira haciendo visible paulatinamente.

Paso 3. Rejuvenecimiento cutáneo con Plasma Rico en Plaquetas (PRP). El PRP, obtenido a través de la extracción de un pequeño vial de sangre del propio paciente (evitando cualquier tipo de reacción alérgica) es rico en los llamados «factores de crecimiento». Estas sustancias estimulan y reactivan las células fibroblastos, productoras del colágeno y la elastina, provocando un verdadero efecto de rejuvenecimiento cutáneo. El PRP nos permitirá mejorar de forma notable la calidad de la piel del cuello, el escote y las manos.

Paso 4. Tratamientos complementarios. Otros tratamientos como las Mesoterapias con Cócteles de Vitaminas y Ácido Hialurónico o los Peelings Químicos de diferentes intensidades, nos permitirán aportar luminosidad a la piel en función de su estado inicial.

Con la Luz Pulsada de Alta Intensidad, muy indicada para el fotorejuvenecimiento del escote y el cuello, incidiremos notablemente sobre la calidad de la piel con una triple acción: unificaremos su tono, aumentaremos su tersura y ayudaremos a cerrar los poros (en el CDE contamos con la última tecnología, IPL Nordlys de Ellipse).

Paso 5. Hidratación. Una adecuada elección de productos dermo-cosméticos nos permitirá que los resultados se prologuen en el tiempo. Una hidratación adecuada y adaptada a cada tipo de piel será un elemento fundamental.
Concluyendo, la Medicina Estética nos permite tratar los signos de envejecimiento; proyectar una apariencia sana, juvenil y cumplir los años con naturalidad. En todo caso, necesitamos que nuestras manos, cuello y escote muestren lo que mismo que cuenta nuestro rostro.